Venta de furgonetas embargadas por bancos

La venta de furgonetas embargadas por bancos es algo mucho más habitual de lo que pensamos. Es una opción más que interesante para aquellas personas que están buscando una oportunidad en el mercado. Veamos desde el blog de Seguro de Furgonetas cómo se hace esta compra y no pierdas la oportunidad.

Cómo comprar furgonetas de embargo de bancos

Todos los bancos tienen una base de datos en donde aparecen los vehículos que han sido embargados. Esta está disposición del público. Así es como podrás encontrar furgonetas embargadas en venta.

Ten en cuenta que los bancos no suelen publicitar estas cosas por lo que debes de acercarte para conocer más detalles.

Cuando veas alguna de las furgonetas que te interese, tendrás que acercarte a la oficina. Allí te darán toda la información necesaria para que puedas tomar la decisión.

Además, te mostrarán la disponibilidad de venta de furgonetas embargadas por la entidad. En algunos casos te darán un link para que accedas a la web. En otros, te dirán en dónde tienen almacenados los vehículos para que puedas acceder.

Existen talleres y concesionarios de los bancos que son los encargados de hacer estas ventas.

Al estar en el lugar de la subasta de furgonetas usadas, te explicarán los pasos que debes realizar para optar a participar. Generalmente son las propias financieras las que hacen el contrato de compra-venta. Algunas ocasiones incluso pueden ofrecerte hasta un préstamo con el fin de que pagues la furgoneta.

Leer  Viajar con perro en furgoneta camper o autocaravana

Venta de furgonetas embargadas por bancos

Estos vehículos son furgonetas de segunda mano, que quienes las compraron no pudieron hacer frente al préstamo inicial.

A los bancos no les interesa tener estos productos en su haber, ya que les puede afectar en sus balances. Sucede algo similar que con las casas que embargan. Por ese motivo es por el que rebajan los precios con un descuento considerable.

Este descuento puede ir desde el 15 % hasta el 50%. Todo ello siempre con el objetivo de poder venderlos lo antes posible y que no se mantengan a su nombre. Si estás interesado en comprar furgoneta de embargo barata, tienes una oportunidad única para hacerte con una de ellas a través de estas subastas.

No te pierdas: ¿Qué furgoneta comprar para trabajar?

Subasta de furgonetas de correos

Así como hemos comentado que existe la posibilidad de comprar furgonetas embargadas por el banco, también las hay de correos. Cada cierto tiempo, se subastan furgonetas ya que renuevan la flota de vehículos.

Las pujas por estos vehículos se pueden hacer a través de una página web específica. Hay que estar atento porque las Comunidades Autónomas varían y no siempre hay disponibles.

Si hay muchos interesados, entonces el valor de los vehículos aumenta considerablemente. Es otra opción para hacerse con furgonetas, que aunque no son furgonetas KM 0, están en muy buen estado. Es similar a la venta de furgonetas embargadas por bancos.

Qué tener en cuenta al pujar por una furgoneta

Como hemos comentado anteriormente, existen algunos puntos que hay que tener en cuenta para pujar. Por supuesto que debes de prestar atención a toda la información y los detalles. Así te aseguras de que accedes a la furgoneta que quieres y no otra.

Leer  Cómo cargar bien una furgoneta

Por otro lado, es importante que sepas que estos vehículos tienen kilómetros de uso. Algunos puede que tengan algún tipo de desperfecto por un mal uso o porque no tuvieron un buen mantenimiento. Por ese motivo son furgonetas de segunda mano económicas.


Elige el Seguro para tu furgoneta que mejor se adapte al uso que le vas a dar

Seguro de Furgonetas


Inspección visual

Además del precio tan atractivo, ten en cuenta que no te dejarán probarlos. Lo único que podrás hacer es inspeccionarlos por fuera. Tampoco tendrás garantía alguna por parte de la Administración.

Si acabas comprando una furgoneta de subasta o del banco, lo mejor es llevársela a un mecánico de confianza.

Otro punto a considerar es que el pago tiene que ser en efectivo. Se te pedirá un depósito de un 20%. Te recomendamos que revieses aquellas multas o impuestos que estén sin pagar. Esto te dará una idea de cuánto más tendrás que gastar en total.

Cuando compres la furgoneta, vas a tener que ponerla a tu nombre lo que implica pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales. Este impuesto es cerca al 4% del valor del vehículo. En Tráfico se tiene que pagar unos 52,2 euros para hacer el cambio de titular.

También puedes leer: Cómo elegir la furgoneta adecuada

Qué hacer una vez que compras una furgoneta embargada

Si te has decidido por esa furgoneta, se debe de dejar por escrito que se está informado de los daños. De lo contrario, corremos el riesgo de ser denunciados por estafas.

Desde ese momento, se accede a la firma del contrato de compraventa y se hace la transferencia con los pasos anteriores.

Leer  ¿Qué llevar para viajar en furgoneta?

Excepción

Existe un único caso en el cual no se puede hacer la venta: cuando hay una orden de precinto en el coche. El propietario de la furgoneta la puede seguir utilizando. Pero el problema es que hasta que no se elimine el precinto no se va a poder transferir el vehículo. En estos casos, es el dueño de la furgoneta el que tendrá que seguir pagando los impuestos, multas, entre otros.

En el momento en que se ordena la colocación del precinto, el propietario tiene que entregar las llaves. La furgoneta pasará a estar en un depósito. Todo ello hasta el momento en que se transfiera a un nuevo comprador por alguno de los métodos anteriores.

Qué hacer para no tener problemas en la compra de furgonetas embargadas

La venta de furgonetas de particulares o embargadas por bancos es muy usual. Para no cometer errores de lo que se trata es de pedir un informe de tráfico a la DGT. Es un documento que cuesta unos 8 euros. Así sabrás quién es el dueño real del vehículo y si existe algún tipo de cargas sobre él.

Otro detalle a considerar es que los embargos caducan a los cuatro años. Por ese motivo la venta de furgonetas embargadas por bancos es limitada. Si te gusta alguna, te recomendamos que apliques todos los pasos anteriores para comprarla lo antes posible.

Y cuando la tengas, no te olvides del Seguro.

Con Seguro de furgonetas puedes: