¿Cómo funciona el leasing de furgonetas?

En los últimos tiempos nos hemos encontrado con diferentes conceptos o formas de tener acceso a diferentes vehículos. Todos ellos pensados para funcionar como un sistema de financiamiento, alquiler o préstamo. De esa forma, se permite a las empresas y usuarios tener una furgoneta nueva que de otra forma no podrían tener. Si no sabes cómo funciona el leasing de furgonetas, te lo explicamos a continuación.

¿Qué es un leasing de furgonetas?

El leasing es un tipo de sistema de financiación en donde se paga una cuota mensual. Pero la diferencia con otros métodos es que esa cuota se puede acumular. Es decir, que en un futuro se podría acceder a la compra de ese vehículo.

Generalmente el leasing de furgonetas está pensado para empresas y profesionales. Dicho de forma más concreta, es un tipo de alquiler con derecho a compra. Suele tener una duración mínima de dos años y máxima de cuatro años.

¿Cómo funciona el leasing?

En el leasing el profesional o empresa interesada, hace un contrato con un tercero, por lo que no es dueño del vehículo. En este contrato debe de quedar estipulado cuál será la modalidad elegida. Existen dos modalidades diferentes:

  • Leasing abierto: en este contrato, el cliente está obligado a comprar el vehículo cuando termine el plazo establecido.
  • Leasing cerrado: en esta modalidad cuando se termine el contrato, no hay obligación de comprar el coche. Es el tipo de opción elegida por aquellos que quieren cada tres o cuatro años cambiar de vehículo.
Leer  Las normas de la DGT para furgonetas durante el estado de alarma

Para los profesionales o empresas es una muy buena opción cambiar el vehículo tras ciertos años. Les asegura que su servicio estará siempre funcionando con la mejor calidad y el mejor transporte.

En muchos casos también resulta más rentable el pago de las cuotas mensuales que la financiación desde el inicio de la furgoneta.

En la mayoría de las elecciones no se incluye el seguro de furgoneta. Por lo que tendrás que elegir aquel que se adapte más a tus necesidades.

Así protegerás la furgoneta, la mercancía o cualquier cosa que traslades en la furgo.

¿Cuál es la diferencia entre el leasing y el renting?

Ambas son opciones para obtener un vehículo y alquilarlo a largo plazo. Pero hay algunas condiciones que hacen que el renting y el leasing sean diferentes.

Titularidad del vehículo

En el renting, tanto la titularidad como la propiedad es de la empresa que ofrece el vehículo. En cambio, en el leasing, la propiedad es de la empresa financiera pero la titularidad es del cliente.

Si bien ambos permiten ciertas ventajas fiscales, en el leasing habrá muchas más por ser titular del vehículo.

De alguna forma, el leasing está pensado principalmente para empresas y profesionales. Mientras que el renting está más extendido entre los particulares.

Mantenimiento y riesgos

En el caso del renting, la cuota mensual que se paga incluye todo lo derivado al mantenimiento. Sirve en caso de avería pero también incluye el coste del seguro, impuestos, gestión de multas, entre otros. Se trata en este último caso que únicamente tengas como gasto extra el combustible para su funcionamiento.

Leer  Las nuevas normas de circulación para viajar este verano

En el leasing es diferente. Lo que se paga incluye el alquiler de la furgoneta pero no todo lo demás.

Será la empresa, profesional o particular el que deba asumir el mantenimiento del vehículo. Eso, por supuesto, incluye el pago del seguro de furgonetas camper o de cualquier otra índole.

Cuantía de las cuotas

Como podrás imaginar, de lo anterior se desprende que las cuotas en el renting son más caras que en leasing.

Hay que hacer números para ver si el renting termina siendo beneficioso o no. Generalmente lo es por todo lo que incluye, pero es normal que un profesional prefiera elegir su propio seguro de flota de furgonetas.

Duración del contrato

En el leasing la duración mínima legal es de dos años. En algunos casos se puede extender hasta el doble del tiempo. En el renting no hay establecido un tiempo concreto. Lo usual es que los contratos tengan una duración de entre 48 a 60 meses.

Compra del vehículo

En el leasing, al finalizar el contrato, la furgoneta pasa al cliente. Se descontarán de allí las cuotas y además se pagará el valor residual. En el renting no se incluye esta modalidad.

¿Qué es el leasing de furgonetas para empresas?

En el leasing de furgonetas para empresas se tienen unas cuantas ventajas que incentivan su elección.

Si eres una empresa que utiliza furgonetas como medio principal de transporte o requiere tener un vehículo de estas características, es una excelente opción.

Por un lado, en el leasing de empresas se da financiación 100% del vehículo sin una entrada previa. Eso lo que hace es evitar una inmovilización de capital propio.

Leer  Concentración de furgonetas Volkswagen 2018

Otra de sus mejores características es que tiene un tratamiento fiscal muy bueno. Esto se verá en el Impuesto de Sociedades e IRPF lo que permite amortizar rápidamente la furgoneta.

A ello se le suma que no va a disminuir en ningún caso la capacidad de crédito que tenga la empresa estipulada.

Y para muchos expertos, el leasing aporta algo fundamental: una solución frente a la obsolescencia que comienza a tener un bien desde el momento de su compra.

¿Qué interesa más a una empresa renting o leasing para furgonetas?

Frente a todos los puntos vistos hasta ahora, queda claro que el leasing es una opción perfecta para las empresas.

Permite contar con una furgoneta o varias, en su propiedad sin tener que desembolsar un pago inicial. Las cuotas mensuales serán mucho más bajas que el renting, aunque haya que hacerse cargo del mantenimiento y seguro de la furgoneta.

A eso se le suma que tiene mucho menos costes financieros que la compra directa. Y como comentábamos más arriba, al ser titular del vehículo permite unas ventajas fiscales que de otra forma no se tendrían.

Solo queda que busques la empresa ideal para hacer leasing con la furgoneta perfecta para tu negocio.

Y si te decides por esta opción, no dudes en obtener el mejor precio para el seguro de tu furgoneta:

Presupuesto gratuito